El Sandbox animará la inversión en innovación financiera en España

AEFINoticias AEFI

Evento AEFI: Meetup Sandbox

Madrid. 28 de febrero 2019. La AEFI (Asociación Española de Fintech e Insurtech) celebró el Meetup Sandbox, una mesa redonda donde su presidente Rodrigo García de la Cruz, junto con Jaime Bofill, socio del bufete internacional de abogados Hogan Lovells, Álvaro González, consultor LegalTech y RegTech de Finnovating, Diego Bestard, Founder y CEO de Urbanitae y Cyrille Mascarelle, Managing Director de ASEFA, aportaron su visión y analizaron las implicaciones de la puesta en marcha del Sandbox, un espacio de pruebas controlado y regulado, que implicará garantías para la operativa de las Fintech y mayor seguridad jurídica al consumidor, tras su aprobación como anteproyecto de Ley en el Consejo de Ministros del pasado viernes.

Todos los ponentes deslizaron la idea de que el Sandbox ya ha empezado su despegue y así comienza la carrera de España hacia la innovación y la tecnología financiera. Ahora, es el momento de desarrollan y crear proyectos innovadores para entrar en el Sandbox, pues será un proceso de elección muy competitivo donde solo entraran los mejores”.

García de la Cruz realizó una breve explicación sobre la trayectoria del Sandbox y señaló que “hasta ahora ha habido muchas iniciativas que, por la ausencia de un espacio similar, se han marchado a otros países. Con la aprobación del Sandbox, el impacto en el sector financiero será inmediato, ya que permitirá al sector financiero avanzar, atraer talento y ser mucho más competitivo en un entorno global”.

El presidente de AEFI explicó que, en el proceso de negociación del Sandbox con Banco de España, CNMV y Ministerio de Economía, “una de las peticiones clave fue dejar la ley lo más abierta posible (como, por ejemplo, que no limitara proyectos por número de clientes) y que cada proyecto se revisara de forma individual”.

García de la Cruz finalizó comentando que “España es el país con más Fintech e Insurtech por habitante del mundo, pero son mucho más pequeñas que en otros países, sobre todo por la falta de inversión, algo que el Sandbox empezará a corregir”.  

Jaime Bofill socio de Hogan Lovells, explicó que “en el peor de los casos, el Sandbox arrancará después del verano, una vez se constituyan las Cortes, ya que todos los partidos políticos están a favor”. Sobre su desarrollo, una vez implementado, Bofill comentó que “habrá un proceso de emisión de 20/30 plazas que se seleccionarán de entre cientos de empresas. El Sandbox pretende mejorar la regulación del sector, el Tesoro es quién decidirá quién entrar y quién no, pero tienen que ser proyectos reales, con clientes reales”, señaló Bofill.

Seis meses de supervisión

Una vez que un proyecto pase al Sandbox, estará bajo la supervisión de CNMV, el Banco de España o DGS durante un periodo de 3 a 6 meses prorrogables. No obstante, una vez que entra en el Sandbox, no se garantiza que se convierta en una empresa de éxito, pero, “si la idea es innovadora y el Sandbox la aprueba, sin duda tendrá acceso a un nivel alto de financiación”, concluyó Bofill.

Seguidamente, Diego Bestard, fundador de Urbanitae, cuyo anterior proyecto entró en el Sandbox británico, explicó que “sin el Sandbox no habríamos logrado la financiación suficiente ni el espacio de pruebas para llevar a cabo nuestro proyecto”.  

Álvaro González, consultor LegalTech y RegTech de Finnovating, añadió que “el Sandbox puede propiciar grandes colaboraciones entre entidades bancarias fuertes y startups para acelerar la innovación en el sector. Estas grandes entidades inyectan grandes cantidades de financiación a los startups con ideas innovadoras”. De la misma manera, ninguna gran corporación se “tirará a la piscina” sin la credibilidad de un startup potente y para eso “hay una labor muy importante a la hora de seleccionar proyectos”.  González agregó que “el Sandbox debe ser un potenciador de la innovación y debe ir de la mano de una compañía que dé credibilidad y soporte financiero”.

Cyrille Mascarelle, CEO de ASEFA, señaló que el Sandbox es un proyecto clave para “dar un empuje en el ámbito de la innovación” e incluso reconoció “una cierta envidia” acerca de los progresos que ha hecho España en este ámbito, en comparación con su país natal, Francia.  

Todos los ponentes que participaron en el Meet Up de AEFI deslizaron la idea de que, tras su aprobación como anteproyecto de Ley en el Consejo de Ministros, el Sandbox ya ha empezado su despegue, lo que permitirá arrancar una carrera hacia la innovación y la tecnología financiera en España. Ahora es el momento de crear proyectos innovadores que se integren en el Sandbox y poner a disposición de la industria los recursos necesarios para su mejor desarrollo.