“Si hay un sector que se puede beneficiar del Sandbox, es el de los seguros”

AEFINoticias AEFI, Sin categoría

AEFI y UNESPA organizaron una jornada dedicada al Sandbox y su impacto en el sector asegurador, donde participaron Pilar González de Frutos, presidenta de UNESPA, Mirenchu del Valle, secretaria general de UNESPA, Rodrigo García de la Cruz, presidente de la AEFI, y Jaime Bofill, socio del despacho de abogados Hogan Lovells International.

González de Frutos explicó que “el sector asegurador se enfrenta a los cambios que potencialmente puede introducir la digitalización en su forma de trabajar con un espíritu abierto y optimista. Aunque el seguro es algo en lo que cuesta fijarse, cuando alguien lo hace,  rápidamente repara en el hecho de que siempre está cambiando; y reclamando el cambio”.

La presidente de Unespa señaló también que “el nuevo entorno digital es una realidad que impactará en todos los aspectos de la actividad aseguradora: en los productos que seamos capaces de inventar, en la forma en que nos gestionemos….Pero la primera de las olas de cambio tiene que ver con la relación con el cliente, un aspecto que siempre nos ha preocupado mucho y en el que hemos trabajado duro para ofrecer un entorno adecuado de relación”.

Rodrigo García de la Cruz, presidente de AEFI, explicó la importancia de la puesta en marcha del Sandbox en España ya que “permitirá desarrollar nuevos proyectos y que se estandaricen en otros mercados”. El presidente de AEFI señaló que “el planteamiento del Sandbox español es uno de los más completos a nivel internacional y permitirá atraer talento a nivel europeo”. Además, puso como ejemplo el sandbox de Reino Unido, “se trata de un ecosistema Fintech muy atractivo gracias a una regulación amigable que permite atraer inversiones y talento”, concluyó.  

Por su parte, Jaime Bofill, socio del despacho de abogados Hogan Lovells International, analizó algunos detalles sobre el funcionamiento del Sandbox y cuáles serán los próximos pasos tras su aprobación. “SI tenemos Gobierno pronto, se podría aprobar en septiembre y entrar en funcionamiento a finales de año”. Bofill explicó que el Sandbox es “un entorno controlado o espacio seguro de pruebas para proyectos innovadores que se encuentran en estado inicial de desarrollo, que funcionará a través de una serie de cohortes (convocatorias periódicas) donde se podrán presentar diferentes proyectos que aspiran a participar en el mismo”.

Además, señaló que “el Sandbox español es muy ambicioso ya que incluye la modalidad de exención, que permite un periodo de pruebas para proyectos que necesiten alcanzar los requisitos para obtener licencias, y una modalidad de no sujeción, para actividades no expresamente reguladas hasta la fecha (por ejemplo ICOs, neobanks, intermediación de cryptocurrencies) empiecen a probar sus productos en un espacio de pruebas seguro o controlado”.

La secretaria general de Unespa, Mirenchu del Valle, encargada de cerrar el acto, destacó que “si hay un sector que se puede aprovechar del Sandbox es el de los seguros, aunque sería importante que los plazos se pudieran acortar todo lo posible”.