InsurTech: los clientes pueden alcanzar descuentos de hasta el 60% en sus seguros

infoSin categorizar

David Navarro, responsable de la vertical InsurTech de AEFI

InsurTech es una denominación que quiere decir “Tecnología para los Seguros” y se asocia con las nuevas startups que desarrollan soluciones en ese sector. Cuando decimos startups hablamos de empresas muy enfocadas en resolver un problema de la forma más automatizada posible, lo que la convierte en escalable (los costes fijos no se incrementan cuando aumenta el volumen de trabajo). Casi siempre se trata de problemas del cliente final pero también hay empresas que resuelven problemas de los profesionales.

Hay empresas enfocadas a solucionar problemas de cliente, como la digitalización completa de una correduría, la oferta de atención 24h, con chatbots por ejemplo, pasarelas de pago de indemnización inmediata o creación de plataformas peer to peer donde un grupo de clientes se aseguran entre ellos mismos.

Y también las hay orientadas a profesionales, para resolver problemas de predicción de riesgos y oportunidades a través de análisis Big Data, plataformas de gestión de relaciones con clientes (CRM) que recopila información del ecosistema digital de estos (redes sociales, datos de contacto, etc…)

Insurtech es un vertical de FinTech y hay grandes puntos en común, lo que viene a significar que hay y habrá iniciativas InsurTech transversales que también serán parte de otros sectores. La principal ventaja de las InsurTech es la automatización de sistemas de relación con los clientes. Gracias a eso se permite dar servicio a nichos de clientes, que de otro modo sería económicamente inviable.

“Con los servicios Insurtech, los clientes pueden alcanzar descuentos de hasta el 60% en sus seguros, gracias a que, uniendo a personas del mismo tipo y con el mismo interés, ofrecen precios más competitivos”, así lo resalta David Navarro, responsable de la vertical InsurTech de la Asociación Española de FinTech e InsurTech .

Está en los genes de estas empresas ofrecer el precio justo de sus productos y, la mayoría de ellas consiguen eficiencias que permiten abaratarlo al máximo, donde realmente se siente su diferencia es en “la experiencia”. Con estas plataformas el tiempo de respuesta tanto en el alta como en los puntos de interacción con el cliente, como en la gestión y peritación de los siniestros, se convierte en inmediato, y la experiencia de usuario se convierte precisamente en eso: experiencia vivida.

“Dichas experiencias están cambiando los hábitos de los clientes. Hábitos de acceso a la información, y a trabajar con ella de forma automática, e incluso a la gestión de nuestros ahorros de largo plazo. Hábitos que nos llevan a asegurarnos colaborativamente, o pagar sólo cuando lo usamos o según nuestros hábitos de vida. De hecho, además de a las personas, las cosas y nuestro futuro económico, ya permiten asegurar experiencias en sí mismas. Todo este cambio de paradigma puede llegar a ahorrar un 40% en los costes de ciertas peritaciones, más de 650 € anuales de los bolsillos de los clientes o aumentar un 80% el retorno de sus ahorros”,  matizan desde la AEFI.