Nueve de cada diez insurtech españolas han intentado integrarse con una aseguradora para automatizar servicios

AEFINoticias AEFI

Nueve de cada diez compañías insurtech españolas han intentado integrar su sistema con al menos una aseguradora o intermediario para automatizar algún servicio y el 57% lo ha logrado con éxito, según una encuesta sobre apificación en las empresas del sector seguros, elaborada por la Asociación Española de Fintech e Insurtech (AEFI), en la que han participado las empresas más representativas del sector en España. Además, todas las empresas consultadas aseguran que tienen pensado integrar su sistema a lo largo de 2019, como medida imprescindible para la óptima ejecución de sus innovaciones o tecnificación de las aseguradoras a medio y largo plazo, y la mitad de las insurtech señala también que se ha intentado integrar con más de tres aseguradoras o intermediarios.

Para estas compañías, el objetivo de la integración pasa por lograr una mayor agilidad al automatizar servicios como la cotización en tiempo real (56%), la integración con un multitarificador (44%) y la gestión de siniestros (44%). La recuperación de información de seguros o productos de un asegurado y la integración con intermediarios que ya disponen de una conexión con la aseguradora son otros de los servicios que tratan de automatizar las empresas insurtech.

Además, la encuesta refleja que el tiempo medio que espera una compañía insurtech para integrarse con una aseguradora o intermediario es de 7,6 meses. Las aseguradoras tardan tanto en decidir si quieren integrar los servicios de estas empresas debido a la complejidad de los procesos y la falta de claridad a la hora de tomar decisiones, el miedo o desconocimiento a las nuevas tecnologías y el trabajo que conlleva, así como el tamaño de las aseguradoras, que no les permite experimentar con este tipo de servicios.

Aparte de los servicios que ofrecen estas empresas, para las compañías insurtech consultadas, una de las medidas específicas que ayudaría a mejorar la situación es la ampliación al sector seguros de la directiva PSD2, aprobada el pasado noviembre como real decreto-ley, que buscaba mejorar la competencia, la innovación y la protección al consumidor en el sector financiero. La ampliación de esta directiva daría la potestad al cliente a otorgar consentimiento a terceras partes para consultar o contratar los productos de las aseguradoras, teniendo estas últimas que ofrecer un mecanismo digital para el intercambio de información con terceras partes (insurtech), como ya ocurre con los bancos. Además, las insurtech abogan por la creación de un API público que permita conectar con todas las aseguradoras adheridas, como punto de partida para desarrollos personalizados.

David Navarro, responsable de la vertical Insurtech de la AEFI, explica que “es un sector emergente en el que la innovación en los modelos de negocio y el uso de las API sin duda ayuda a facilitar la transformación digital. Vamos por el buen camino, aunque todavía existen algunas trabas al proceso de integración como la falta de experiencia y recursos o la falta de tecnología adecuada”.

En el mes de junio, AEFI presentará el libro blanco de las insurtech, con la colaboración del despacho de abogados Hogan Lovells, que analiza el escenario actual al que se enfrenta el sector y recoge propuestas regulatorias para el fomento del desarrollo de estas entidades por parte de los distintos supervisores, bajo un marco de innovación.